¿Es usted desorganizado? ¡No te asustes! Aquí hay algunos consejos sobre cómo empacar su maleta de maternidad sin estrés. Y no dude en compartir su experiencia como un comentario! Haga una lista. Para asegurarse de no olvidar nada, no dude en hacer una lista para la maleta que le acompañará a la sala de maternidad. Y no te olvides de tu padre. Organiza tu maleta. Planifica varios kits para organizar el almacenamiento de tus cosas y encontrarlas fácilmente. También puedes planear varios bolsos de mano para separar tu ropa interior, tu cuidado y artículos de tocador, tu ropa sucia… Planea un juego por día. Al preparar tu maleta de maternidad, recoge un traje Un práctico set para cada día (camisón, ropa interior) y un traje más elegante para su salida y posibles fotos familiares si lo desea. Prepare una maleta especial para su bebé no nacido. Cuando el bebé está aquí, puede que no tengas el tiempo o la inclinación de pasar por una enorme maleta para vestir a tu niño. Por lo tanto, es más simple preparar una maleta especial para su bebé no nacido. También es más fácil ver si has olvidado algo con una maleta que sólo contiene sus cosas, así que asegúrate de tener una bolsa para el parto y una maleta para la sala de maternidad. Nunca hay un momento exacto en el que su bebé se digne a aparecer. A todos los efectos, puedes empacar una pequeña bolsa con las cosas que necesitarás para el nacimiento y dejarla en tu auto.