¿Se puede correr durante el embarazo?


La posibilidad de realizar actividad fisica y correr durante el embarazo

La mayoría de las mujeres, con la noticia de una gestación en su cuerpo, se preguntan si es razonable continuar con sus rutinas de ejercicios o si lo mejor sería parar hasta el nacimiento del bebé. Lo cierto es que continuar o no con la actividad física durante el embarazo dependerá de cada caso en particular, pero en líneas generales las mujeres embarazadas pueden practicar deporte sin ningún tipo de problemas. Incluso puede llegar a resultar beneficioso para el estado de la futura mamá y del bebé en gestación.

Entre las distintas tendencias en actividad física el running se ha vuelto una de las preferidas tanto por hombres como por mujeres: para correr no hacen falta elementos ni pagar un abono en algún gimnasio, solo basta con tener un buen par de zapatillas, buena música para acompañar y mucha voluntad. Si eres una aficionada al running y estás transitando un embarazo, en el artículo de hoy te contamos cómo seguir practicando esta actividad durante tu gestación de la mejor manera posible.

Practicar deporte y correr durante el embarazo

En líneas generales las mujeres pueden continuar con sus actividades normales y deportes durante el embarazo: de todas maneras aconsejamos antes de comenzar con la rutina consultar con el médico o ginecólogo para que evalúe cada caso en particular ya que no todas las mujeres son iguales ni transitan la gestación de la misma manera.

Si antes de quedar embarazada ya practicabas deporte y corrías con frecuencia, lo más probable es que no haya problemas con continuar dicha actividad siempre y cuando vayas adecuando la intensidad de la práctica a los distintos estadíos de gestación. Si nunca has corrido antes, entonces probablemente no sea buena idea comenzar con este nuevo hobbies deportivo durante esta etapa de tu vida, mejor esperar al nacimiento del pequeño para evitar riesgos innecesarios.

Ahora bien, ¿cómo podemos adaptar nuestro running o jogging a las distintas etapas de gestación de nuestro pequeño? Es importante que a medida que vaya avanzando el embarazo ajustemos la intensidad que le aplicamos a la actividad física para evitar ponernos en peligro a nosotras o a nuestro bebé.

Correr durante los primeros tres meses

Este es, sin duda, el momento más delicado de la gestación ya que las probabilidades de perder un embarazo en estos primeros meses son mucho más altas. Como consecuencia de esto, la recomendación general es tomarnos las cosas con calma y practicar actividad física de manera suave.

Correr entre el cuarto y sexto mes

Ya en el segundo semestre nos podemos sentir un poco más tranquilas: podemos continuar con el running e incluso intercalar estas rutinas con otro tipo de actividad física que nos guste. Lo ideal durante el embarazo es ir tanteando cómo nos sentimos durante el deporte que estamos haciendo y abandonar automáticamente si notamos malestar. Por otro lado no olvides entrenar utilizando algun dispositivo que controle tus pulsaciones.

Correr en los últimos tres meses

Seguramente durante los últimos meses de tu embarazo no tengas ganas de salir a correr: esta última etapa es la que nos brinda una barriga prominente que puede complicar bastante la cosa  a la hora de practicar deporte y disminuir nuestra agilidad. Si te fatigas mucho corriendo durante el último trimestre puedes cambiar el running por caminatas ligeras.