Cómo reducir las calorias consumidas


¿Has decidido unirte al bando de los que practican el deporte y son aficionados a la vida sana? Entonces puede que te hagan falta algunos consejitos para optimizar al máximo tu estrategia, lograr tu peso ideal y verte como siempre lo has querido. En el artículo de hoy tenemos algunos truquitos sencillos que te permitirán reducir de manera notable la cantidad de calorias que estás consumiendo sin pasar hambre y viendo resultados en tu balanza en pocos días. ¡A tomar nota!

Reduciendo calorias consumidas

Llevar una vida saludable resulta desde todos los aspectos completamente beneficioso para nuestro cuerpo y para la manera en la que encaramos la existencia cotidiana en todos los sentidos. La actividad fisica y la buena alimentación son trascendentales a cualquier edad, desde la infancia hasta la vejez. Entre los puntos que caben dentro de este tema uno de los pilares es la alimentación, y cuando finalmente decidimos comenzar a vivir de una manera más saludable a veces nos cuesta cuidar las calorias que consumimos y modificar los hábitos alimenticios.

La dieta y el ejercicio, como bien mencionamos a continuación, son dos pilares básicos para llevar una vida saludable y conseguir no solo nuestro peso ideal sino también una mejor calidad de vida. Existen ciertos hábitos al momento de comer que son los que no nos permiten alcanzar esta meta, es por eso que hoy enumeramos algunos trucos para reducir las calorías consumidas y comenzar a bajar de peso casi sin darnos cuenta.

Tomar mucha agua

La hidratación es súper importante en un proceso de adelgazamiento porque ayuda a que nuestro metabolismo funcione mucho mejor. Por otro lado, si bebemos un vaso de agua antes de cada comida sentiremos más saciedad antes de ingerir el alimento lo que hará que comamos un poco menos. Además de obtener todos los beneficios que nos otorga beber agua, lograremos evitar comer en exceso.

Cuidado con los pequeños vicios

Existen ciertos productos que solemos consumir en nuestra vida cotidiana y que son extremadamente calóricos: si lo que buscas es adelgazar, debes eliminar prácticamente por completo algunos tipos de bebidas como las gaseosas azucaradas o las comidas chatarras. Si te resulta demasiado complejo liberar este habito, siempre puedes reemplazarlas por bebidas que no contengan azúcar.

Incorpora snacks saludables a tu dieta

Cuando merendamos muchas veces escogemos ciertos productos que no son del todo sanos y que contienen, además de muchísimas grasas saturadas, una enorme cantidad de calorías. Lo mejor para las meriendas o para las colaciones es elegir snacks saludables como yogures, tostadas con queso, lácteos e infusiones en general, fruta, entre otros.

Cuidado con cómo cocinas

Este es un punto que muchas veces no se tiene en cuenta y que lamentablemente genera un extra de calorías innecesarias: a la hora de cocinar evita utilizar grandes cantidades de aceites o salsas para freír o saltear tus comidas. En estos casos lo mejor es reemplazar estos ingredientes altamente calóricos por agua o por aceite de oliva en pequeñas cantidades. Con minimos cambios de habito en nuestra vida diaria podemos mejorar nuestra salud y reducir nuestro peso considerablemente.